alas de pollo

¿ Has probado las increíbles alas de pollo ?
Normalmente estamos acostumbrados a comer el muslo o la pechuga del pollo. Pero en ocasiones apetece una comida para disfrutar de esos pequeños placeres como es comer con las manos, para ello tenemos las increíbles alas de pollo.

Ya que simplemente con unas alas de pollo y un poco de arroz para acompañar o patatas al horno ya tendremos una comida para sorprender a nuestros amigos cuando vengan a comer a casa.

Su preparación es sencilla ya que solo tendremos que preparar nuestra salsa o mezcla, para que nos queden crujientes por fuera y tiernas y sabrosas por dentro. Y cocinarlas al horno o en nuestra barbacoa. El tiempo de cocción dependerá de que usemos, (“en la barbacoa es menor”). También las podemos incluir en caldos y estofados.

La parte divertida de cada receta de las alas de pollo es el preparar la mezcla, con esta mezcla untaremos las alas, antes de cocinarlas para darle el sabor que nosotros estemos buscando.

Hay muchas recetas de cómo prepararlas, como la que explicaremos al final de esta receta. Por mi experiencia, cada vez que se preparan de nuevo se intenta innovar un poco al gusto, como por ejemplo añadiendo o quitando ingredientes, con tal de buscar la mejor salsa casera posible.

Unos ejemplos de salsas pueden ser los siguientes:

  • Salsa búfalo.
  • Salsa al whisky.
  • Salsa con cerveza y miel.
  • Salsa teriyaki.
  • Salsa a la cerveza con romero.
  • Salsa mostaza y miel.
  • Con romero y naranja amarga.
  • Alas marinadas (es la receta que explicaremos en este post).

También podemos hacer las alas de pollo como pica pica, para nuestras comidas, pero depende de la cantidad que hagamos, ya estaremos llenos al terminarlas. Si preparamos una horneada grande para 4 personas, y de hacer alas, incluimos muslitos de pollo pequeños, ya tendremos una increíble comida. Yo siempre que las he hecho para sorprender a los amigos, han acabado sobrando.

Respecto a la piel de las alas, cada uno puede escoger si quitarla o no, al ser carne que está pegada al hueso y cocinada con ellos, es más jugosa, con lo que aun que quitemos la piel seguirá estando tierna la carne, pero perderemos parte de esa capa crujiente exterior.

A continuación vamos a explicar una forma rápida y sencilla de preparar las alas al horno.

Alas de pollo marinadas con patatas al horno
Imprimir receta
Raciones Tiempo de preparación
3 personas 20 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
40 minutos 3 minutos
Raciones Tiempo de preparación
3 personas 20 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
40 minutos 3 minutos
Alas de pollo marinadas con patatas al horno
Imprimir receta
Raciones Tiempo de preparación
3 personas 20 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
40 minutos 3 minutos
Raciones Tiempo de preparación
3 personas 20 minutos
Tiempo de cocción Tiempo de reposo
40 minutos 3 minutos
Instrucciones
Preparación de las alas:
  1. Primero de todo tendremos que preparar la mezcla, por lo que necesitaremos un bol donde juntar los ingredientes y luego poder añadir las alas. En este bol, primero añadiremos una base de aceite virgen extra. Ahora viene la parte en la que iremos añadiendo los ingredientes al gusto, es decir que tendremos que ir probando con una cucharadita pequeña, si nos gusta más o menos, si nos hemos pasado en algún ingrediente, solo tendremos que añadir más aceite.

  2. Por lo tanto al bol con aceite, le añadiremos los ajos y el perejil, pueden ser picados muy pequeños o con trozos más grandes. A continuación le añadiremos la sal, pimienta, orégano y hierbas provenzales. Si alguno de los anteriores ingredientes no nos acaba de hacer mucha gracia, podemos descartarlos, de la misma forma que si alguno nos gusta más que otro, seremos más generoso con ese.

  3. Ahora vine la parte final que dará ese toque rojo a nuestras alas, y además le aportará un gusto característico. Tendremos que añadirle el pimentón dulce a la mezcla, pondremos el suficiente para que coja un color rojizo, e iremos probando para ver si falta más o nos hemos pasado. Como ya hemos dicho antes, esto va al gusto, y por experiencia cada vez que se prepara se hace de una forma distinta.

  4. Ahora que tenemos la mezcla añadiremos las alas y las empaparemos hasta que estén totalmente recubiertas. Podemos dejarlas un rato, o ponerlas ya al horno.

  5. Encenderemos el horno a 180 grados, tanto arriba como abajo, y si tenemos un horno con ventilación también, así conseguiremos que se hagan por dentro y no estén crudas.

  6. Para añadirlas al horno las pondremos en una bandeja, y a dentro, de vez en cuando les iremos dando vueltas, con tal de que no quede una sola parte crujiente. Y si vemos que le falta salsa, iremos añadiéndole también.

  7. Cuando veamos que ya están con ese tono dorado, y crujientes por fuera, las sacaremos del horno y… ¡et voila!

Preparación del acompañamiento:
  1. Como ya hemos dicho, podemos hacer infinidad de acompañamientos, aquí explicaremos como hacer patatas al horno, pero si queremos podemos hacer ensaladas, arroces, etc.

  2. En una bandeja para el horno, pondremos el papel especial para hornear, con tal de que no se nos peguen las patatas.

  3. Pelaremos las patatas, las lavaremos y las cortaremos, solo tendremos que añadirlas a la bandeja. Podemos cortarlas en trozos más pequeños o más grandes, dependiendo como os guste. Haremos lo mismo con las zanahorias, y las cebollas (una vez le hemos quitado la capa exterior no hace falta lavarlas). Los pimientos y los tomates, no hace falta pelarlos, pero si que tendremos que lavarlas con esmero.

  4. Una vez tenemos todas las verduras en nuestra bandeja, solo tendremos que añadirle, la sal, la pimienta, los ajos, el perejil y si deseamos un poco de orégano y hierbas provenzales (hay que tener en cuenta que las alas también tiene estas especias. Por último añadiremos el aceite, sin pasarse. Y al horno hasta que queden las patatas y la verdura crujientes.

Comparte esta receta
 
Puntúa esta receta
[Total: 2 Average: 5]