En mi último viaje a Cádiz, España. Me levanté muy de mañana con el deseo de cocinar un rico caldo. Así que luego de levantarme me dirigí hacia una carnicería que había visto el día anterior mientras caminaba por las calles aledañas al hotel.

Mientras esperaba mi turno. Vi como una señora pedía al carnicero que le diera huesos salados. Y al ser tan curioso me acerqué a ellos para preguntarle que eran los huesos salados y como se utilizaban los mismos en las platillos de comida.

De lo aprendido ese día. Hoy me gustaría compartir contigo una deliciosa receta. En donde podrá utilizar los huesos salados para hacer que el caldo tenga más textura.

Si hasta este momento no habías oído hablar de los huesos salados. Te adelanto que son muy fáciles de comprar. Pues solo tienes que ir a cualquier carnicería de tu localidad y preguntar si tienen huesos salados. Algo que seguramente será así ya que para curar la carne roja tradicionalmente se usa abundante sal.

Como lo he comentado hoy os traigo un delicioso caldo. El cual procede de la zona de Andalucía, España. Que dicho sea de paso es ideal para pagar las vacaciones. Pues es rica en arquitectura y gastronomía.

Puchero gaditano con huesos salados
Imprimir receta
Raciones
4 personas
Raciones
4 personas
Puchero gaditano con huesos salados
Imprimir receta
Raciones
4 personas
Raciones
4 personas
Instrucciones
  1. Una noche antes de preparar el puchero gaditano tendrás que lavar los garbanzos con abundante agua. Para luego colocar los mismos en remojo utilizando un reciente grande. Este le debe permitir que los garbanzos queden completamente cubiertos de agua.
    Luego de hacer esto tendrás que dejar los garbanzos en reposo toda la noche. Siendo así que a la mañana siguiente notará que el tamaño de los mismos ha aumentado considerablemente y que el nivel de agua que tenía el recipiente ha bajado.
    Ahora lo que debe hacer es escurrir muy bien los garbanzos. Y seguido de esto colocar en la estufa una olla con 2 ½ de agua. La cual tendrá que hervir por un par de minutos para luego poder los garbanzos dentro de la olla. Eso si, ten cuidado de no quemarse al hacerlo.

  2. Ahora tendrá que agregar los huesos salados y las carnes al puchero. Pero a fin de evitar que el caldo quede muy salado. Tiene la opción de lavar los huesos en las zonas donde se concentre la mayor cantidad de sal.
    Hecho esto puede proceder a añadir los huesos dentro de la olla. Colocando los mismos sobre los garbanzos. Los cuales estarán un poco dorados.

  3. Ahora que tiene los huesos salados y los garbanzos en la olla. Llegó el momento de incluir también las carnes. Por lo que a continuación tendrás que agregar el trozo de carne de ternera, jamón, tocino y el pollo.

  4. Como siguiente paso tendrá que pelar y lavar muy bien las zanahorias, patatas, nabos y el puerro. Buscando que en ellos no quede residuo alguno tierra. El cual podrá colarse al puchero y cambiar su sabor.
    Un buen consejo es que retires con un cucho las partes duras que encuentre en las verduras. Y que además las corte en varios pedazos. Ya que esto le permitirá servirlas con mayor facilidad.

  5. Cuando todo esté hirviendo se comenzará a formar espuma sobre el agua. Por lo que con una espumadera tendremos que ir retirando la misma. Para que esta no afecte el sabor final del caldo.

  6. Luego de esperar unos minutos notarás que las verduras se bien tiernas. Por lo que a continuación tendrás que retirar estas del agua. Colocando las mismas en otro recipiente seco.

  7. Pasado un tiempo la carne también estará lista. Por lo que tendrás que sacar la misma y colocarla en un plato. Además debe recuerda sacar y tirar los huesos salados.

  8. Retirada la carne y los huesos. El siguiente paso será sacar los garbanzos utilizando la espumadera. Aquí es importante que también coloque los mismos en un recipiente seco para que al igual que los otros ingredientes tengan unos minutos para enfriarse.

  9. Ahora tendrás que tomar un colador y otro recipiente para así procesar todo el caldo que haya quedado dentro de la olla. Logrando así recata ese sabroso liquido que más adelante utilizará.

  10. El siguiente paso será ver si la temperatura de la carne ha descendido. Y de ser así su siguiente tarea sea desmenuzar el jamón, ternera y pollo.

  11. Ahora que ya tienes todos listo. Puede colocar el caldo en varios platos y el resto de ingredientes a disposición de los comensales. Para que así ellos puedan elegir que es lo que desean agregar a su puchero gabitano.

Notas de la receta

Si en dado caso tienes niños pequeños. Lo recomendables es que sirvas el puchero con todo incluido. Así ellos no tendrán que dejar ingredientes como la zanahoria, nabos o patatas.

 Vale la pena aclarar que esta receta de Cádiz ha sido pensada para cuatro adultos. Por lo que si tiene intenciones de hacerla para más personas. Quizás deba duplicar la cantidad de ingredientes.

A parte de eso, tenga en cuenta que no se ha mencionado el uso de la sal. Ya que los huesos salados tienen más que suficiente para darle sabor y textura al puchero.

Esperamos que esta receta de puchero gabitano con huesos salados sea del deguste de toda su familia. Y si tiene alguna duda o comentario sobre la misma le invitamos a dejarla en la zona de comentarios.

Comparte esta receta
Puntúa esta receta
[Total: 1 Average: 5]